Empleo y emociones, nuevas profesiones y adaptación al cambio

Empleo y emociones, nuevas profesiones, adaptación al cambio

Opinión: Raúl Acevedo Valle

Los cambios vertiginosos que se adivinan en el futuro inmediato de la orientación laboral y el empleo, nos plantean múltiples interrogantes en relación a la realidad del mundo del trabajo y, por ende, en la vida personal y profesional de nuestros jóvenes.

Alguna de estas cuestiones son:

  • ¿Qué profesiones van a desaparecer a corto, medio y largo plazo con el avance de la tecnología?
  • ¿Qué otras van a cambiar o van surgir como nuevas?
  • ¿qué nuevos tejidos productivos se abren o qué necesidades territoriales cambiarán el panorama del mercado laboral?
  • ¿Cómo va a seguir influyendo la inteligencia artificial y las redes sociales en el mercado laboral, las empresas y los puestos de trabajo?
  • ¿Es importante conocer los mecanismos de gestión y autorregulación de las emociones de cara a una vida laboral saludable?
  • ¿Estamos preparados para vivir bajo situaciones de constante cambio, incertidumbre y con tantas exigencias de adaptación?
  • ¿Estamos poniendo toda nuestra energía y medios para que nuestros jóvenes tengan suficientes oportunidades, sean conscientes de sus posibilidades en el campo laboral y verdaderos protagonistas de sus vidas, pudiendo elegir entre las diferentes alternativas profesionales?

Tras años de experiencia en programas de Empleo para jóvenes, tenemos la certeza de que la apuesta por la cultura colaborativa, la vivencia de experiencias y el aprovechamiento del potencial de cada individuo, son decisivas para la adaptación permanente a los cambios en situaciones de incertidumbre.

El conocido investigador estadounidense, psicólogo y profesor de la Universidad de Harvard Howard Gardner (“Teoría de las Inteligencias Múltiples” 1983) resalta el alto valor de trabajar de forma específica para cada forma de inteligencia, de ser y de aprender en cada individuo: “Podemos ignorar las diferencias y suponer que todas nuestras mentes son iguales, o podemos aprovechar estas diferencias”…”nuestras limitaciones no sólo posibilitan los primeros aprendizajes vitales, sino que también permiten ocasionales rupturas creativas…”, “cada ser humano tiene una combinación única de inteligencia, éste es el desafío educativo fundamental: estimular a cada persona de una forma personalizada e individualizada”.

Durante muchos años, el foco de la intervención en el ámbito de la orientación se ha puesto en las carencias o las competencias que al sujeto le faltan para ser empleable, acorde a las exigencias del mercado de trabajo. Hoy tratamos de generar un nuevo escenario, un enfoque donde la persona joven tenga la oportunidad de acumular experiencia vivencial, crecer en competencias y construir un “perfil” nuevo, atractivo y que cree la necesidad en sí mismo. José A. Climent-Rodríguez y Yolanda Navarro-Abal señalan la importancia de desarrollar enfoques centrados en el “empowerment” o empoderamiento basado en las emociones positivas. En sus investigaciones describen que “las tendencias más innovadoras en relación a la empleabilidad y la inserción laboral apuntan hacia la construcción de marcas personales, singulares y específicas, a través de las cuales cada persona obtiene valor añadido frente al mercado de trabajo. Se trata de superar la realidad convencional, en el que el mercado de trabajo dicta los requisitos profesionales necesarios para ocupar unos puestos de trabajo predeterminados, a una visión más contemporánea y adaptada a la nueva realidad socioeconómica, en la que la persona construye una identidad profesional “propia y vendible”, única y por tanto destacable del resto de personas candidatas”.

Este enfoque apuesta por la intervención desde la propia identidad de la persona, aprovechando sus habilidades, talentos, gustos o intereses; desde aquello que se le pueda dar bien…, y no sólo desde los parámetros ideales, los sectores y los requerimientos del mercado productivo. Se trata de una visión que, además, genera una perspectiva de proceso y crecimiento en la persona, mucho más atractiva, eficiente y motivadora.

Es necesario, además, hablar de desajuste entre el joven con el que nos encontramos y el ideal de trabajador o profesional que planea en el mercado laboral. Desde nuestros Programas de empleo trabajamos para lograr el ajuste entre lo que el joven dice que quiere y lo que parece estar dispuesto a hacer para conseguirlo. Nuestro trabajo es acompañarle y apoyarle en el camino que emprende sin juicios de valor apresurados, motivarle, movilizarle para que reflexione; reforzándole el trabajo, la implicación y el logro.

Entendemos que el lenguaje cercano a su realidad y el desarrollo de actividades ajustadas a sus intereses, son buenas prácticas que facilitarán el desarrollo de los procesos de aprendizaje en competencias, consiguiendo aprendizajes y actitudes de alto valor social, a la vez que la mejora de su empleabilidad.

Los itinerarios de acompañamiento personalizados de Meridianos, son, sin duda, el instrumento más potente a la hora de completar la formación y ampliar las posibilidades de inserción laboral de los jóvenes, especialmente de aquellos que abandonan el sistema educativo de manera prematura y se encuentran en riesgo de exclusión social. Desarrollamos una metodología específica adaptada a sus necesidades, encadenando experiencias positivas que mejoran su autoestima y autonomía. El enfoque metodológico no debe centrarse tanto en las dificultades o carencias de las personas, sino en ofrecer un amplio abanico de escenarios y experiencias enriquecedoras, llenas de significado y con un sentido práctico, útil y explícito. Lo que se pone en el punto de mira no son las deficiencias, sino el potencial de desarrollo y las posibilidades de aprendizaje.

Raul Acevedo Valle: Técnico de Empleo del Programa MÁS EMPLEO de MERIDIANOS. Con estudios de Educación y Pedagogía, y formación de posgrado en Dirección, Evaluación y Calidad de las Instituciones de Formación, cuenta con más de 15 años de experiencia en el ámbito de la orientación laboral y gestión de personas.

Primeros Centros de Menores Cardioprotegidos en Andalucía
Curso de Formación y Mentoring para profesionales de Justicia Juvenil
Meridianos