La entrevista de trabajo (virtual) en tiempos de COVID-19

La entrevista de trabajo virtual (y su repercusión en situación de confinamiento)

Opinión: María Sierra Rivera

Técnica de Empleo e Inserción Sociolaboral de MERIDIANOS

La crisis provocada por la pandemia del COVID-19, nos pone a todos en una tesitura en la que sacar a relucir la flexibilidad y adaptabilidad, como competencia personal, se torna imprescindible, sobre todo si atendemos a las claves para aumentar nuestra empleabilidad ante este escenario social al que estamos asistiendo.

Saber ajustarnos a las demandas que ésta nos plantea, quizás no nos garantice el éxito absoluto deseado, pero lo que sí es seguro, es que nos servirá como herramienta o vehículo para estar más cerca de él. Por algún sitio hay que empezar, ¿verdad?.

Dentro de éstos procesos de ajustes de adaptación al cambio, podemos encontrar multitud de posibilidades y sin duda, la que se lleva el primer puesto, es la de adaptarnos a un entorno digital en continua transformación. Un claro ejemplo de la importancia de llevar a cabo este ajuste, es el crecimiento exponencial del número de entrevistas virtuales que las empresas están incluyendo en sus procesos de selección de personal, las cuales se están produciendo a través de ordenadores o incluso desde los propios dispositivos móviles.

Conozcamos cuales son algunas de las herramientas o aplicaciones web más utilizadas:

  • Hangouts: es el servicio de mensajería de Google y permite, entre otras funciones, realizar videollamadas entre 15 personas si se ejecuta desde la web o hasta un máximo de 10 personas si se realiza desde un smartphone.
  • Skype: es de las históricas más conocidas por todos. De fácil acceso y utilización, permite realizar videollamadas entre un elevado número de personas.
  • Teams o Duo son también otras herramientas utilizadas para tal fin de similares características a las anteriores.

Y ahora, pasemos a atender a los aspectos y claves de mayor relevancia a tener en cuenta si vas a realizar una entrevista virtual.

¡ Toma nota, podrían suponer pasar a un siguiente nivel del proceso de selección, no sólo cuenta tu currículum de experiencia y formación !

Antes de comenzar, planifícate bien el tiempo y tómate el que sea necesario para:

ACONDICIONAR EL ESPACIO. Para ello, ten en cuenta:

  • Fondo del habitáculo: lo ideal es que sea neutro, sin distracciones visuales ornamentales o de decoración, intentando evitar paredes de texturas. Lo más adecuado es que sean colores claros y limpias visualmente hablando.
  • Iluminación: comprueba que dispones de iluminación suficiente para que la conferencia se produzca de forma adecuada. Para este tipo de cuestiones es necesario ser previsible y hacerlo con tiempo; imagina que hay que interrumpir la entrevista por esta cuestión. Causarías una extraña sensación de incomodidad en la persona que te está entrevistando.
  • Ruido: intenta controlar en la medida de tus posibilidades que no haya ruido ambiental o posibles interrupciones mientras dure la entrevista, es un factor externo que puede influir negativamente.

Lo siguiente a tener en cuenta es CUIDAR TU IMAGEN Y POTENCIAR TU MARCA PERSONAL A TRAVÉS DE LA COMUNICACIÓN NO VERBAL. Ten en cuenta que habrá muchas claves visuales que no se podrán apreciar como si estuvieras manteniendo la comunicación face to face, por ello:

  • Dedica tiempo a tu higiene, incluyendo tu peinado, y tu maquillaje si eres chica y normalmente sueles maquillarte. Pero cuidado con esto, siempre de forma natural y sin excesos innecesarios. Por supuesto, atiende a tu vestimenta, no sólo de cintura para arriba.
  • Postura corporal: colócate de forma adecuada, intenta no aparecer inclinado/a. Mira siempre a la cámara, es como si estuvieras mirando a los ojos a tu entrevistador/a. Seguro que no querrás dar una imagen de timidez o de indiferencia.
  • Con respecto a la comunicación verbal: intenta no caer en las garras del nerviosismo y hablar deprisa. Procura hacerlo despacio, en ocasiones la conexión puede no ser óptima y hablar tranquilamente ayuda al entendimiento. Gesticular, será también un apoyo en tu mensaje.

Y, por último, pero no menos importante, al igual que en cualquier otra entrevista, la realices en el formato que la realices, no olvides nunca los siguientes tips:

  • Dedica tiempo a la empresa: siempre, el primer paso cuando sabemos que vamos a hacer una entrevista es investigar, explorar y estudiar la empresa para la que vamos a realizar el proceso de selección. La persona que te va a entrevistar te preguntará con casi total seguridad (si no al principio de la entrevista durante la misma) cuestiones referidas a si conoces la empresa, el sector de actividad o algún otro aspecto como el ámbito geográfico de actuación.
  • Previsión: Ten siempre contigo a mano un bloc de notas y bolígrafo para anotar los aspectos más importantes. Intenta tener cerca todo aquello que piensas puedes llegar a necesitar, un CV impreso por ejemplo o la agenda son de gran ayuda.
  • ¡Escucha siempre!: Es un aspecto de vital importancia. ¿Cuántas veces te ha pasado por ejemplo que no recuerdas el nombre de la persona que te está entrevistando? Presta atención a cada palabra de tu entrevistador/a, desde que da comienzo la entrevista
  • Para cerrar la entrevista, sé amable en todo momento: Pregunta aquellas dudas que te hayan surgido, las más acertadas son aquellas que se interesan por el siguiente paso del proceso de selección, proyectarán tu interés por el puesto.

Son estas algunas recomendaciones relacionadas con los aspectos clave de las entrevistas de trabajo virtuales.

En un contexto social tan cambiante, el concepto de anclaje y rigidez hacia el cambio no ayuda al progreso, y puede aparecer la resistencia a nuevos aprendizajes y a incluir en nuestras rutinas nuevos comportamientos.

Por ello, animo al/la lector/a a reflexionar sobre si los tiempos de crisis son en realidad tiempos de oportunidad donde el reajuste, la adaptación y la actitud hacia la adquisición de nuevos conocimientos, se convierten en piedra angular de cada situación que podamos llegar a experimentar, alejándonos de nuestra zona de confort, pero acercándonos así a nuestra inexplorada zona de aprendizaje.

 

María Sierra Rivera, es psicóloga, con amplia experiencia en el trabajo con jóvenes y familias, y el ámbito de la orientación e intermediación laboral.

Un aplauso para los que no se ven
Trastornos de conducta en tiempos de confinamiento
Meridianos